Voces, Voces, Voces!

Solía pensar, algo mas por lógica que cualquier otra cosa, que hacer voces mientras le lees un libro a un niño capta mejor su atención. Y realmente es algo lógico, pero comprobarlo, ver como funciona en la vida real, fue algo maravilloso!

Lectura en voz alta
Imagen del Ministerio de Educación de Chile

Siento haberme ido por tanto tiempo. A veces pienso que este es el producto de una gran distracción… y ahora un poco menos abrumada por la realidad de ser mamá, me doy cuenta que sí!, esto es una distracción, pero no es dañina!. Así que aquí estoy de nuevo, sigo dándole vueltas a qué hacer con mi vida en esta nueva etapa, no he resuelto nada y solo estoy dejándome llevar, sin que eso signifique que estoy desperdiciando el tiempo.

Mi Sofi se está creciendo y ahora mi chiquita Juli consume mis días, con ella descubro de nuevo la magia de los instrumentos, los juguetes, la música y por supuesto, de los libros. Desde que nació le leo cuentos, pero ahora que se empieza a dar cuenta de todo, encuentro la magia de leer con distintas voces!. Al inicio me miraba con asombro cuando hacía una voz diferente, un poco asustada la verdad…. jajajjaa, le decía, “soy yo Juli”. Ahora ella ya sabe y manotea cada vez que un nuevo personaje habla.

Usar voces es darle vida a los personajes, el unicornio, la sirena, el niño encantado, los fans malhumorados, los animales, todos! cobran vida!. Escucharme haciendo esas voces me da risa, me entretiene a mi también y supongo que eso hace feliz a Juli. Nos da momentos que espero le queden en el corazón.

Estos siguen siendo los libros de Sofi, solo que los compartimos con Pauchi y mi Juli! Es cierto que el corazón alcanza para querer a morir a mas de uno!

Y yo sigo siendo…

La tía Silvia